LOW COST: Tiendas con descuentos

Los descuentos pueden ser nuestros grandes aliados, especialmente cuando andamos cortos de dinero o queremos economizar unos pesos. Si...


Los descuentos pueden ser nuestros grandes aliados, especialmente cuando andamos cortos de dinero o queremos economizar unos pesos. Sin embargo, también son un arma de doble filo que no todos pueden reconocer a su debido tiempo. 

LOW COST: Están presentes todo el año, pero en los "cambio de estación" se triplican.



A 35 días de darle la bienvenida a la primavera, las tiendas ya nos deleitan con las nuevas colecciones y los exhibidores se llenan con prendas que prometen ser el boom los próximos meses. Pero al mismo tiempo necesitan deshacerse del arsenal de invierno y lo hacen mediante los descuentos. Esto se puede comprobar a simple vista en los centros comerciales, donde las vitrinas están plagadas de anuncios con letras MAYÚSCULAS y en negrita: 30%, 50% y hasta un 70% de descuento ofrecen por ropa de la temporada pasada, ofertas realmente tentadoras que para muchos les resulta imposible resistirse. 

A quien no le ha pasado que llega a casa después de unas compras locas con cosas que no necesita realmente, pero las compró porque su precio lo ameritaba. Si, a más de alguno le ha ocurrido (incluyéndome) o peor aún, vitrinear en tiendas online con productos low cost e ir agregando una serie de cosas al carrito de compras como si su vida dependiera de aquello y la obsesión llega a tal punto, que terminas comprando unas botas talla 40 porque estaban a $9990, pese a que tu número es 37… total, esa vocecita dentro de tu cabeza dice que con 2 pares de calcetas todo se arregla jajaja. 

Hay otros casos, como cuando voy de compras y justo le "echo el ojo" a la prenda avance de temporada, ¿La compro o no? ¿La compro o no?, la miro, la vuelto a mirar, me la pruebo, me doy mil vueltas por la tienda, es perfecta. Sin embargo, mi conciencia dice que no debería y le hago caso. Al mes siguiente regreso y me doy cuenta que tiene un 70% de descuento, ¡Es mi oportunidad!- pienso. La compro y sigue siendo genial, pero ahora, hay nuevas prendas que deseo, y mi nueva adquisición parece vieja y entonces reflexiono "porque la necesité una vez, no significa que aun lo haga". Si hubiera ahorrado, en vez de comprarla ya tendría dinero para lo nuevo.

El hecho de que algo esté en oferta me hace desear comprarlo, es el impulso innato de aprovechar una oportunidad y querer tomarla a la primera, lo cual está bien, pero hay que tener cuidado y saber que por más económicas que sean algunas cosas igual van sumando de a poco. 

¿Cómo evitarlo? Es sencillo, al momento de comprar es necesario clasificar en: Cosas que necesito v/s cosas que no necesito.  Esta práctica es sumamente útil y tu bolsillo te lo agradecerá infinitamente. ¡Por más compras eficientes! y menos olvidadas con etiqueta al fondo del closet.



Paullette Hidalgo Mattei

You Might Also Like

0 comentarios


GUÍA DE TENDENCIAS ONLINE


Descarga o revisa online la guía de tendencias del blog
Copyright © 2017 by Paullette Hidalgo Mattei. Con tecnología de Blogger.

Instagram